Mi testimonio

Soy de padres Mexicanos, nacida en California. Mi padre fue uno de los mejores cocineros en restaurants de alta sociedad en San Diego. Mi hermana y yo heredamos el buen sazón de mi padre.Me encanta la fotografía, conocer a personas de diferentes países, aprender de las diferentes culturas, especialmente, la gastronomía.  Me gusta llevar un diario de los alimentos que preparo, que invento, y a petición de varios, inicie este blog para compartir mi diario de alimentos.

He sido vegetariana por 5 años, y últimamente he adaptado el estilo de vida vegano — eliminando todo producto lacteo de mi dieta.  Preguntarás ¿por qué?  Por la simple y sencilla razón de agregar años de calidad a mi vida, saber que lo que pongo en mi boca estará delicioso y alimentará mi cuerpo. Recuerda que el destino esta en . . . ¡TU PLATO!

En abril del 1994, mi madre fue diagnosticada con cancer del pancreas.  Tres meses después fallecio. A la edad de 30 años, su hermano también falleció de cancer. Cancer es esa palabra que básicamente es una sentencia de muerte.

Mi fe y las enseñanzas bíblicas nos instan a “comer y beber para la honra de Dios”. Al meditar en la vida de mi madre, y sus habitos, y mis propios hábitos de alimentación, reconocí que era tiempo de volver a practicar lo que la Biblia nos enseña en cuanto a la alimentación correcta.

El cambio no fue nada fácil, ya que mi padre trabajo por muchos años en restaurants como cocinero de primera calidad, y la carne abundaba. Sin embargo, al proponer en mi corazón dejar de alimentarme de animal, Dios me dio la victoria. Poco a poco fui dejando toda carne, y a principios de enero, decidí eliminar todo lo lácteo de mi estilo de vida. Siempre tuve problemas con alto colesterol, y aúnque ya no comía carne, mi colesterol seguía muy elevado. Incorporé de 2 a 3 horas de ejercicio por semana a mi rutina y por la gracia de Dios y su bendición, mi colesterol ahora esta en un nivel normal, bajando de 260 a 194 en seis meses, lo que no había podido lograr en más de 5 años. He bajado de paso, a un paso lento, pero saludable. Duermo mucho mejor, y me siento con mucha mas energía.

Ahora siento que mis opciones han aumentado para una alimentación rica, nutritiva y variada. Siendo que la carne ni sus parientes son opciones, puedo experimentar con legumbres y verduas que no habían sido parte de mis gustos.

Es una de las mejores decisiones que he tomado. No le prestes mucha atención a quienes puedan criticarte, o burlarse por tu deseo de cambiar a una mejor alimentación. Cada uno decide. Que Dios te bendiga en tu propia jornada y decisión de comer más saludable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s